Mi sitio web

Si amas la música, visita mi sitio web. Toda mi música gratis para ti.
http://www.venusreyjr.com

lunes, 8 de octubre de 2012

Ménage à trois japonés. The Dream of the Fisherman's Wife

Título: El sueño de la mujer del pescador


Autor: Katsushika Hokusai


Fecha: 1814


Dimensiones: 19 x 27 cm


Técnica: Xilografía

Hokusai_Dream_of_the_Fisherman's_wife_Interpretación

“El sueño de la mujer del pescador” (Tako to ama), de Katsushika Hokusai (1760-1849), es uno de los cuadros más impresionantes que he visto. En él se desarrolla una escena que los dejará sin habla: dos pulpos tienen sexo con una mujer. Mientras el pulpo grande le practica un cunnilingus, el pequeño se ocupa de besarle la boca y de estimularle el pezón izquierdo con uno de sus tentáculos. La mujer se ve totalmente inmersa en el placer. Brutal, diría yo. 

Es más, muchos al ver esta obra sienten una especie de horror que se manifiesta aún físicamente. En otros, la obra produce una extraña y siniestra fascinación. Picasso, por ejemplo, se sintió tan atraído a ella que decidió hacer su propia versión en 1903.
Esta obra es uno de los ejemplos más conocidos del arte shunga, es decir, de la pintura erótica japonesa.

Quizá para nosotros, occidentales a fin de cuentas, la imagen sea demasiado fuerte. Yo me preguntaría, antes de juzgar, si estamos entendiendo el contexto, o si tenemos alguna noción de lo que significa un pulpo en la cultura japonesa. 

Pasífae y el Toro
Veámoslo al revés: hay cierto erotismo en la tauromaquia –los que están en contra de las corridas de toros pensarán que lo que digo es un sinsentido–, y quizá por ello los matadores tienen fama de seductores irresistibles. La tauromaquia surgió en Creta para exaltar la virilidad, en un contexto dionisiaco, es decir, en un contexto donde no podía faltar la connotación erótica, orgiástica, exaltada hasta el punto de la muerte. En efecto, el toro, como animal consagrado no solo a Poseidón sino también a Dionisio, simboliza virilidad, fecundidad, ímpetu, fuerza y desenfreno. ¿Será por eso que Pasífae no pudo resistirse al gran toro con el que procreó al Minotauro? 


"Pasífae y el Toro", Vilanova, España, del escultor Óscar Estruga

Si ustedes recuerdan la película Jamón, Jamón, de Bigas Luna, el personaje que hace Javier Bardem se excita cada vez que se pone a torear. Quizá para un japonés no tendría ningún sentido decir que la fiesta brava tiene un elemento erótico, y se horrorizaría al pensar que alguien pudiera albergar semejante idea (es más, a muchos taurinos ni siquiera les pasaría esto por la cabeza). Por fortuna hay japoneses y occidentales cosmopolitas que pueden alcanzar una comprensión de culturas ajenas y que, en tal virtud, están en aptitud de interpretar obras de arte o costumbres que, de otro modo, les serían completamente inaccesibles.

Tako to ama, detalle
 El pulpo, según entiendo, tiene en la cultura japonesa una connotación erótica. Y no hace falta ser un mago para saberlo, ni ser japonés, pues cualquiera llegaría a esta conclusión a partir de los numerosos ejemplos de shunga en donde este animal aparece en situaciones sexuales con mujeres, y a juzgar por el género “Tentacle Erotica” (shokushu goukan), surgido en Japón a finales del siglo XVIII, y muy común en el Hentai actual. En el macho, uno de los tentáculos es el órgano sexual: de ahí el Tentacle Erotica. Con esto en consideración podemos empezar a entender un poco el cuadro de Hokusai. Si bien muchos han dicho que se trata de una escena de violación (shokushu goukan), lo cierto es que no, y ello por dos razones: 1) la mujer está en medio de un intenso éxtasis, lo cual no sucedería si estuviera siendo violentada; y 2) los textos que aparecen en el cuadro, si se traducen, expresan gozo por todos los involucrados en el acto sexual. Más que un gang bang, el cuadro es un ménage à trois, placentero, consensuado, intensamente disfrutado por todos los participantes. Es más, ¡de la traducción del texto sabemos que el pulpo pequeño es hijo del pulpo grande!

Así que, amigos míos, la siguiente vez que vayan a un restaurante japonés, no se olviden de disfrutar unos ricos y deliciosos pulpos, ya sea en sashimi o en nigiri. Y mientras se deleitan, no dejen de recordar esta imagen clásica del erotismo japonés.

Sashimi de pulpo


Reciban todos un muy fuerte abrazo.
Venus ReX

No hay comentarios:

Publicar un comentario